¿Por qué son tan populares las carillas de composite?

  1. El por qué de las carilla de composite

Las carillas de composite son un remedio que se usa para reconstruir dientes perdidos o rotos. Actualmente, destacan como una de las fórmulas más usuales para cubrir espacios entre los dientes, darles una forma nueva, modificar su tamaño e incluso su coloratura. El composite en sí es una resina compuesta y parte de su éxito se debe a su resistencia y adhesión.

Características de las carillas de composite

Esta solución de estética dental es menos invasiva que otras también habituales. ¿La razón? Casi nunca es necesario llevar a cabo el tallado del diente, sino que esta técnica suele ser sustituida por un contorneado. Además, en caso de rotura de la carilla, siempre es posible reponerla. Conoce más propiedades sobre el método.

Diferencia entre las carillas de composite y las de porcelona

Se distinguen de las otras carillas típicas de las clínicas dentales (las de porcelana) en que requieren de un cierto mantenimiento a lo largo del tiempo, con revisiones periódicas. También son más baratas y naturales. Además, ofrecen una resistencia mayor a golpes y mordeduras.

Proceso y mantenimiento

Durante las sesiones de control, conviene asperizar ligeramente la superficie del diente para pegar el composite mediante capas muy delgadas sobre los espacios a reconstruir.

Para polimerizar la resina y solidificarla se emplea una luz LED sobre ella. Más tarde, se pule la pieza dental para darle forma. Este proceso no duele, de manera que rara vez se usará anestesia. La excepción sería la de fracturas producidas por un golpe que hubieran generado una hinchazón. En estos casos, sin embargo, el dolor sería consecuencia de esa hinchazón, y no del procedimiento en sí.

Duración de las carillas de composite

Las carillas de composite pueden acompañar a un paciente durante largo tiempo. De todos modos, es imposible establecer una media, ya que pueden aplicarse por muchos motivos y cada caso es diferente. Por ejemplo, si se hace tras una fractura, se trata de un método recomendado como solución conservadora, por lo que se aplicará de forma prioritaria si la raíz del dente permanece sana. Ahora bien, esto puede cambiar con el paso de los meses o los años. Si la raíz se deteriora, el diente se ennegrecerá y será preciso practicar una endodoncia.

Otros factores que pueden influir en su durabilidad son pero su estado dependerá de los hábitos del paciente. Si no es prudente a la hora de abordar según qué alimentos, como bocadillos, pizzas, hamburguesas, fruta o costillas, se expondrá al riesgo de rotura. Dicho riesgo aumenta cuanto mayor sea la zona reparada. El paciente también ha de llevar a rajatabla una higiene dental apropiada para tener la mejor salud bucal posible.

Si has sufrido un impacto o estás pensando en reformar tus dientes para darles una nueva forma, ponte en contacto con una consulta de confianza. Es probable que este método sea el más adecuado para ti. Se trata de un procedimiento económico, fiable y de gran calidad. En reconstrucciones, una vez completado no se nota la diferencia. En Clínicas DEA tenemos larga experiencia aplicando carillas de composite. ¡Llámanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *