Dental clinic tips: 7 consejos alimentarios para no perder el color en los dientes

  1. Dental clinic: consejos para tener una boca radiante

¿Te apetece conocer unos dental clinic tips, o consejos de clínica dental, para no acabar con los dientes amarillentos? Nadie quiere perder el color natural de la sonrisa. Para evitarlo, es necesario cuidar el esmalte. Dentro de la estructura del diente, éste se halla en la capa exterior. Por ello, es también su parte más dura. Así se consigue proteger el conjunto. Debajo está la dentina, una capa que ejerce de frontera entre el esmalte y la pulpa. Algunos pacientes tienen un esmalte fuerte e impenetrable. Otros, sin embargo, absorben los alimentos por él, dando lugar a tinciones indeseadas.

7 dental clinic tips: ¡mantén tus dientes blancos!

Siguiendo estos trucos, disfrutarás de una sonrisa radiante y no volverás a preocuparte por el color de tus dientes.

1. Deja el café

Por más que sigas pensando que la cafeína es tu gasolina particular, y que sin tu dosis diaria es imposible rendir en el trabajo por la mañana, si abusas de esta infusión acabarás pagando las consecuencias. No sólo es malo para los nervios: también para los dientes, que acaban adquiriendo un tono enmarronecido.

2. No, tampoco puedes tomar té

Si lo comparas con la bebida anterior, el té es menos perjudicial, pero también tiene su contrapartida estética. Aunque no tanto como el café, puede acabar dejando como rastro una sombra de color ocre. Para evitarlo, puedes recurrir a tés alternativos y alejarte de las opciones más convencionales, que son las más peligrosas en este sentido.

3. ¿Vino? Mejor blanco

Efectivamente, el vino tinto no sólo te deja los labios más carnosos y enrojecidos tras su ingesta, sino que también acaba deteriorando el esmalte hasta absorber parte de su color granate, sobre todo en las juntas. No tienes por qué renunciar al jugo de Baco para siempre: las variedades de uva blanca son menos agresivas.

4. Deja de fumar

Tras una buena comida, a muchos fumadores les compensa dar unas cuantas caladas a un cigarrillo. Si lo que se ha comido mancha, ¡imagínate al juntarlo con el efecto posterior de la nicotina! ¿Ves el amarillo que rodea el algodón de la colilla? Pues eso es lo que estás haciendo a tu esmalte cada vez que fumas.

5. Refrescos con gas

El abuso de los refrescos con gas puede ser perjudicial. El motivo se halla en el ácido fosfórico que contienen, pues origina dos tipos de problemas: por un lado, la putrefacción del diente, y por otro, problemas gástricos (que, aunque no ocupan la atención de este artículo ni de una Dental Clinic, también te conciernen). De manera regular, la saliva presenta un pH de 7.4. No obstante, cuando bebes refrescos demasiado a menudo, el ácido fosfórico disminuye este nivel de pH hasta llegar a niveles muy ácidos y potencialmente abrasivos. ¿Y qué es lo que hace tu cuerpo para estabilizar su PH? Recurre a los iones de calcio de los dientes, que provocan la erosión del esmalte y su posterior tinción.

6. Salsa de soja

La salsa de soja, tan habitual en la cocina oriental, y muy destacadamente en la china y la japonesa, da a los dientes un matiz levemente oscuro. Esto es, en parte, por los grados asombrosamente altos de azúcar y almidón que contiene.

7. Comidas con colorantes artificiales

Los colorantes artificiales, presentes en múltiples comidas precocinadas, no sólo aportan color a la comida… también a tus dientes. Si llevas una vida ajetreada y no tienes demasiado tiempo para cocinar, es fácil que recurras a estas compras, pero ándate con ojo.

¿Es demasiado tarde para ti? En Clínicas DEA podemos ayudarte a recuperar el tono natural en tu boca. Y si has decidido empezar a seguir estas pautas de consumo para evitar problemas mayores, no olvides igualmente acudir a tu dental clinic de confianza con regularidad. Sólo con chequeos constantes podrás hacer un seguimiento adecuado y evitar amarillos antiestéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *