Dientes de leche: todo lo que necesitas saber

  1. Los dientes de leche en los niños

¿Tienes hijos? ¿Estás preocupado por su dentición? Cuando una nueva vida viene al mundo hay multitud de factores que debemos vigilar, y uno de los más importantes es el de la salida de los dientes de leche. Éstos permanecerán con ellos varios años, e irán cayéndoseles a medida que avancen en el proceso de infancia, siendo reemplazados paulatinamente por las piezas definitivas. ¿Quieres saber más sobre esta evolución? ¿Qué elementos debes tener en cuenta?

Dientes de leche: el proceso de dentición

La fase de dentición de los niños empieza a partir del quinto mes tras su nacimiento. Sin embargo, no será hasta que el bebé cumpla los ocho o nueve meses cuando los padres comenzarán a advertir los primeros dientes asomando en sus encías. El transcurso no es puramente matemático, ya que como todas las circunstancias que atañen al desarrollo en cada caso será diferente.

Se trata de un hito importante en la vida del niño, puesto que, por más que no sean definitivos, le darán la posibilidad de masticar e ir aprendiendo hábitos de alimentación, así como todo lo referente al habla. Además, los dientes de leche reservan el espacio para los finales, que salen cuando éstos caen.

Orden de salida y caída de los dientes de leche

Los dientes de leche nacen y se desprenden de acuerdo con un calendario que resulta de gran ayuda orientativa para los padres. Este proceso les ayuda a ir quemando etapas, y les facilita las cosas de cara a la masticación.

Los incisivos

Los incisivos son los primeros dientes en salir y también los primeros en caer. En el caso de los incisivos centrales, también llamados “paletas”, aparecen entre los 6 y los 12 meses. Su caída, por otra parte, suele darse entre los 6 y los 7 años. Los laterales aparecen entre los 9 y los 13 meses, y caen a los 7 u 8 años.

Caninos

Los dientes caninos, popularmente denominados colmillos, surgen entre los 16 y los 22 meses de vida de la criatura. A partir de los 10 años podrá empezar el proceso de caída, si bien puede alargarse hasta los 12.

Molares

En este caso distinguimos entre primeros y segundos molares. Los primeros molares aparecen en la boca del niño entre los 17 y los 23 meses, y caen alrededor de los 10 años, mientras que los segundos molares nacen entre los 25 y los 33 meses y se desprenden sobre los 11 años de media.

Los dientes de leche en la clínica dental

A menudo los padres se preguntan hasta qué punto es necesario que esta fase esté asistida por los dentistas. Los niños deben tener fijadas visitas semestrales al odontopediatra. Independientemente de eso, en principio no será preciso que éste les ayude, pero la vigilancia debe ser continua.

En la mayor parte de las ocasiones, los dientes definitivos que van a reemplazar a los temporales reabsorben la raíz de los primeros a lo largo de su formación. Como resultado, se adaptarán en el interior del alvéolo dentario. Es lo que provoca que el diente de leche se torne poco a poco movedizo, aflojándose hasta cae de manera orgánica. Cuando esto ocurra sin ningún problema, lo aconsejable es esperar a que se origine la exfoliación natural del diente de leche.

No obstante, para cualquier problema derivado de estas cuestiones, en Clínicas DEA podemos asesorarte. Los niños también requieren de profesionales a su servicio. ¡Pide cita en nuestras consultas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *