¿Cuántos dientes tenemos? Diferencias entre dientes de leche y dientes adultos

  1. ¿Sabes cuántos dientes tenemos?

A veces las preguntas más sencillas, cuya respuesta tenemos aparentemente a mano, son las que más nos sorprenden parpadeando con una lucecilla en la cabeza. ¿Sabes, por ejemplo, cuántos dientes tenemos? Podrías mirarte al espejo y contarlos, pero la cifra no es la misma en el caso de los niños que en la boca de los adultos. Aprende las diferencias y grábate las cifras para no volver a dudar sobre algo tan básico que usas todos los días.

¿Cuántos dientes tenemos? El caso de los dientes de leche

Los niños empiezan el proceso de dentición cuando llegan a los seis meses de edad, más o menos. El concepto técnico que se suele usar para denominar a esas primeras piezas es dientes de leche, ya que poco a poco van cayendo. De forma coloquial también es común llamarlos dientes de bebé, dientes de hojas caducas o primarios.

Los dientes de leche se reparten de la siguiente manera.

  • Parte superior. 10 dientes.
  • Parte inferior. 10 dientes.

El número total es, por tanto, 20 dientes de leche. Éstos actúan como marcadores de posición para los dientes adultos, que crecen después de caerse los dientes del bebé. Recuerda que, por más que su destino sea caer con el paso del tiempo, ello no implica que no deban estar supeditados a la revisión de un profesional.

Es primordial educar a los más pequeños de la casa en hábitos saludables de alimentación y una higiene sistemática y concienzuda. Esto ha de empezar al poco de que salgan esas primeras piezas, incluso como un juego. A la mitad de la infancia, la mayor parte de los niños comienzan a perder sus primeros dientes de leche, sobre los 6 años. Éstos se irán reemplazando con el tiempo a lo largo de un proceso que se extenderá hasta la adolescencia temprana.

Dientes en los adultos

Los adultos cuentan en sus bocas con más dientes que sus hijos pequeños. En concreto, hasta un máximo de 32. Estos se dividen en 8 incisivos, 4 caninos, 8 premolares y 12 molares. Todo ello, claro, teniendo en consideración las 4 temidas muelas del juicio.

Esta cantidad suele estar ya sobradamente formada con la llegada de la adolescencia, alrededor de los 13 años. Eso sí, es bastante habitual que los adultos carezcan de muelas del juicio (que, como sabes, tardan en ir asomando por nuestras encías). El motivo es que no siempre existe el espacio necesario para que puedan formarse sin alterar el orden del resto de piezas.

En definitiva, ¿sabes ya cuántos dientes tenemos? Resumiendo, los niños cuentan con 20 y los adultos con 32. Será así salvo si descontamos las muelas del juicio, en cuyo caso serían 28. No olvides que todos y cada uno de ellos requieren de atenciones específicas. Pueden parecer cifras generosas. Pero, si no sigues las pautas de higiene recomendadas o te aventuras a utilizar tu dentadura como un abridor de envases (por favor, no lo hagas) se reducirán considerablemente.

Si ya es demasiado tarde como para seguir esos consejos, ponte en contacto con Clínicas DEA. Te ofrecemos el mejor asesoramiento en cuanto a posibles soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *